Escudo de la República de Colombia
Sistema Nacional de Biliotecas - Repositorio Institucional Universidad Nacional de Colombia Biblioteca Digital - Repositorio Institucional UN Sistema Nacional de Bibliotecas UN

Los bosques plantados y la huella hídrica, la respuesta hidrológica y la hidrosolidaridad

Vásquez Velásquez, Guillermo (2011) Los bosques plantados y la huella hídrica, la respuesta hidrológica y la hidrosolidaridad. In: Septimo Diálogo Interamericano Sobre la Gestión del Agua, Noviembre 13-19/2011, Medellín.

Texto completo

[img]
Vista previa
PDF - Versión Aceptada
Available under License Creative Commons Attribution Non-commercial No Derivatives.

2MB

Resumen

Resumen: El sector forestal, entendido como de conjunto de operaciones científico-técnicas orientadas al establecimiento y manejo de bosques plantados para atender las demandas de madera y de otros productos forestales, es una actividad de uso de la tierra rural de gran importancia y necesidad para el desarrollo de las sociedades modernas; su práctica se desarrolla en todo el mundo en una extensión aproximada de 264 millones de hectáreas, en América en 53 millones de hectáreas y en Colombia en cerca de 405.000 ha. Como quiera que se trata de un uso de la tierra rural, la vegetación establecida genera una relación de interdependencia con el ciclo hidrológico y con los suelos en el marco natural de la cuenca hidrográfica. Estas relaciones han sido y son profusamente estudiadas, ya que interesa saber en qué medida los bosques plantados intervienen el régimen hidrológico; para esto, el referente de comparación, a diferencia de lo que suele considerarse, no debe ser el régimen hidrológico bajo bosques naturales, sino bajo los cultivos y pastos que se desarrollan inicialmente en las tierras deforestadas, ya que las plantaciones forestales se establecen en tierras abandonadas de esos otros usos de la tierra por razones de marginalidad ambiental, productiva o socioeconómica. Luego, las plantaciones deberán ser revisadas en términos hidrológicos a partir de la mejora que produzcan en el régimen afectado, teniendo como horizonte de referencia el acercamiento al régimen bajo bosques naturales. Se destaca que los bosques plantados no requieren del suministro asistido de agua, por cuanto dependen de las entradas de agua al suelo por precipitación; en tal circunstancia, los consumos pueden ser más altos que los equivalentes bajo bosques naturales, dado que la masa forestal se maneja para que tenga las mayores tasas de crecimiento las edades juveniles y adultas, sin llegar a la madurez o senectud, en donde los consumos tenderían a rebajar en alguna proporción. No obstante este consumo extra, la producción de madera insume cantidades notablemente más bajas que otras producciones agropecuarias, tales como carne, leche, aceite vegetal, tabaco, fibras vegetales, especias, frijol y similares, etc. Esta huella hídrica, se propone, debe ser manejada en un contexto de hidrosolidaridad, en el cual el agua verde demandada por los bosques plantados esté en equilibrio planificado con respecto al agua azul afluente requerida para la atención de otras demandas aguas abajo, agrícolas, domésticas, industriales y ecosistémicas. La fase de aprovechamiento o cosecha forestal, se considera la más crítica en términos de su posibilidad de generar afectaciones a la calidad del agua de escorrentía que, aunque si bien es transitoria, requiere la máxima atención por parte de las empresas forestales. En el documento se destaca el papel importante de los bosques plantados en el tema del cambio climático global, como quiera que son justamente las plantaciones forestales la acción más costo-eficiente para la captura y fijación del carbono atmosférico y por ser los bosques los que generan las mejores cualidades de resistencia, resiliencia y respuesta frente al cambio climático., Summary: The forestry sector, understood as a set of scientific and technical operations aimed at the establishment and management of planted forests to meet the demands of timber and other forest products, is an activity of rural land use of great importance and need for development of modern societies; this practice is carried out throughout the world in an area of approximately 264 million hectares, 53 million hectares in America and in Colombia nearly 405,000 ha. As that is a rural land use, vegetation generates a relationship of interdependence with the hydrological cycle and soils in the watershed. These relationships have been extensively studied because the interest is knowing the influences of planted forests into hydrological regime, and for this, the benchmark, unlike what is usually considered, is not to be the hydrological regime under natural forest, but under crops and pastures that develop initially on deforested lands abandoned because of marginal productivity, unfeasible environments and socio-economic problems. As the forest plantations are established on abandoned land of such other land uses, then the plantations should be revised in hydrological terms from the improvement occurring in the system concerned, taking as reference horizon the approaching to hydrological regime under natural forests. It is emphasized that planted forests do not require mechanical supply of water, as they depend on the inputs of water by rain; in those circumstances, the consumption may be higher than equivalent under natural forest, because the forests are managed to have the highest growth rates of juvenile and adult ages, without reaching maturity or senescence, where consumption would tend to reduce to some extent. Despite this extra consumption, wood production implies amounts significantly lower of water use than other agricultural goods, such as meat, milk, vegetable oil, tobacco, plant fibers, spices, beans and the like, and so on. The water footprint of forest plantations, is proposed, should be handled in the context of hydro-solidarity, where the green water consumed by planted forests are in equilibrium with respect to the affluent blue water required for the attention of other downstream demands: agricultural, domestic, industrial and ecosystemic The phase of forest logging or harvest, although temporary, is considered the most critical in terms of its ability to generate effects on the quality of runoff water, requiring the utmost attention from forestry companies. The paper emphasizes the important role of planted forests in global climate change, inasmuch as forest plantations are just the most cost-effectives action to capture and fixation of atmospheric carbon and because forests that generate the best qualities of strength, resilience and response to climate change

Tipo de documento:Ponencia - Conference or Workshop Item (Paper (Ponencia))
Palabras clave:Bosques plantados, Cultivos forestales, Hidrología forestal, Huella hídrica, Balance hídrico (Hidrología), Hidrosolidaridad, Tree crops, Water balance (Hydrology)
Temática:5 Ciencias naturales y matemáticas / Science > 55 Ciencias de la tierra / Earth sciences & geology
6 Tecnología (ciencias aplicadas) / Technology > 63 Agricultura y tecnologías relacionadas / Agriculture
Unidad administrativa:Sede Medellín > Facultad de Ciencias Agropecuarias > Departamento de Ciencias Forestales
Código ID:53993
Enviado por : Prof. Guillermo Vasquez Velasquez
Enviado el día :10 Noviembre 2016 19:28
Ultima modificación:10 Noviembre 2016 19:28
Ultima modificación:10 Noviembre 2016 19:28
Exportar:Clic aquí
Estadísticas:Clic aquí
Compartir:

Solamente administradores del repositorio: página de control del ítem

Vicerrectoría de Investigación: Número uno en investigación
Indexado por:
Indexado por Scholar Google WorldCat DRIVER Metabiblioteca OAIster BASE BDCOL Registry of Open Access Repositories SNAAC Red de repositorios latinoamericanos eprints Open archives La referencia Tesis latinoamericanas OpenDOAR CLACSO
Este sitio web se ve mejor en Firefox